Cuándo comprar vuelos baratos y la fórmula mágica

Actualizada el 25 de marzo de 2015.

Comprar vuelos baratos es un ejercicio bastante difícil y requiere tiempo y conocimientos; de otro modo el azar interviene y algunos conseguirán su vuelo barato por casualidad, otros pagarán un precio que podríamos definir como normal, y otros muchos reservarán el suyo a un precio caro.

La red ofrece actualmente infinidad de sitios donde se ayuda a los compradores a reservar vuelos baratos: son los llamados comparadores de precios de vuelos, que son usados por numerosos compradores en la idea de que de este modo conseguirán adquirir su vuelo al mejor precio posible.

Vuelos más baratos

Estos buscadores responden a la idea generalizada que subyace en la mente del comprador: ¿dónde puedo encontrar mi vuelo más barato?

Por eso, algunos de estos sistemas que inicialmente decían buscar en 10 o 15 sitios web, ahora dicen que buscan en más 700, incluyendo aerolíneas, operadores u otros agentes vendedores indirectos.

Pero el caso es que utilizar únicamente un comparador de precios, sin prestar atención a otros aspectos, para comprar el vuelo más barato posible es, en las actuales circunstancias de las tarifas aéreas, tan vano como pretender obtener el movimiento perpetuo sin aporte de energía exterior.

Quizá te preguntes, ¿y esto por qué?, ya que tal parece que extendiendo la búsqueda a un mayor número de vendedores tendremos más ventajas para obtener un mejor precio.

El dónde y el cuándo

Pues sencillamente porque el «dónde» reservemos el vuelo (salvo casos puntuales, que también los hay), no es demasiado relevante para comprar vuelos baratos, ya que las diferencias de precios para un mismo producto exactamente no son importantes entre los vendedores solventes (aerolíneas o agencias) a los que remiten las mayoría de los comparadores.

Dependiendo del periodo del año en que viajes y de la ruta del vuelo, la ventana de compra más adecuada es la que va desde los dos a los cuatro meses.

Fácilmente puedes mantenerte ocupado toda la mañana buscando un vuelo, analizando los resultados de buscadores a ver si lo consigues por 840 euros o si examinando más resultados y combinaciones, o consultando más buscadores, podrás reservarlo antes de la hora de comer por menos de 800 euros, pero sin embargo es posible que el mismo vuelo u otra opción más conveniente pueda conseguirse el próximo martes por 540 euros, dato que seguramente no encontraremos entre los resultados que nos ofrece el buscador.

Y es que la cuestión que verdaderamente nos permitirá ahorrar un dinero es conocer el mejor momento para comprar el vuelo.

¿Cuestión de probabilidades?

La cosa no es tan fácil como usar un comparador y reservar, pero es el camino; no te conducirá de inmediato a comprar el más barato, pero sí a estar orientado sobre cuál puede ser el precio más económico al que probablemente puedas reservarlo.

Es lo que se llama estimación del mejor precio posible, que depende de la ruta, las fechas del viaje y otros factores que hacen que pueda lograrse este o similar precio aplicando un proceso de búsqueda adecuado.

Cuando escribí inicialmente esta entrada en el verano de 2010, comentaba que tuvo gran difusión en Internet la noticia, aparecida originalmente en el “Economic Journal” en la que se daba a conocer que dos economistas habían desarrollado una ecuación basadas en las tarifas de los vuelos y posibles riesgos, y en la cual se establecía que lo mejor sería comprar el billete con una antelación de ocho semanas.

Como es lógico, ya en su momento, la fórmula no te aseguraba que si compras con una anticipación de dos meses vayas a obtener siempre el vuelo más barato, pero sí podríamos decir que es un momento apropiado para comprar a mejor precio en muchos casos.

Así, dependiendo del periodo del año en que viajes y de la ruta del vuelo, la ventana de compra más adecuada es la que va desde los dos a los cuatro meses, con algunas excepciones, sobre todo en vuelos de larga distancia, donde comprar con una antelación ligeramente mayor puede ser más ventajoso.

Para ahorrar dinero es necesario conocer el mejor momento para comprar el vuelo.

Estas fechas óptimas de compra se han fijado, no usando una fórmula como la desarrollada por los economistas Makoto Watanabe y Marc Möller, sino procesando el precio diario de los vuelos correspondiente a los últimos meses en función del posible ahorro, en contraposición al riesgo de que el precio suba.

Salvo las excepciones que comento, comprar con más de tres o cuatro meses de antelación no es lo más conveniente para el bolsillo del pasajero; sí lo puede ser para los vendedores, los cuales, a veces, promueven mucho las ventas con gran anticipación.

En estos casos, la aerolínea se asegura de vender y cobrar un producto antes de tener que materializarlo, obtiene un crédito sin costo ya que recibe el pago sin tener que ofrecer nada a cambio de momento, y aumenta sus expectativas de obtener beneficios si te ves en la necesidad de cambiar las fechas de tu vuelo o anularlo, debido al mucho tiempo que media entre su compra y el momento de la salida.

Para el pasajero, en cambio, comprar con tanta anticipación no es conveniente ya que tiene que desprenderse de un dinero por un bien que recibirá muchos meses después, privándose de la posibilidad de acceder a una oferta de las muchas que las aerolíneas lanzan durante la ventana de compra para poder agilizar sus ventas y que le permitiría viajar a menor precio y, finalmente, se arriesga a tener que pagar más para poder cancelar o cambiar las fechas de su vuelo si durante la dilatada espera le surge algún contratiempo que le impide realizar el viaje en los días reservados.

Esperar a última hora

Por las mismas razones, esperar a comprar cuando falta menos de mes y medio para la salida del vuelo, incrementa el riesgo de que el precio suba ya que si la ocupación en esas fechas se va completando, las ofertas de las anteriores semanas habrán desaparecido.

Además  cuando falta muy poco para la salida de los vuelos se da el caso de que la mayoría de las reservas que se producen son las que hacen los hombres de negocios, a quienes surge la necesidad de viajar con unos días de anticipación, y estos están siempre dispuestos a pagar más por su vuelo, cosa que los sistemas de gestión conocen y aprovechan reajustando el precio de los billetes.

Por eso, comprar dentro del lapso aproximado de las 6 a las 12 semanas antes de la salida del vuelo es beneficioso en la mayoría de los casos, al situarse dentro de la ventana de compra favorable para encontrar vuelos baratos.

Aún así, orientarse dentro de este periodo sobre el mejor momento para la compra es una cuestión difícil y requiere de un método concreto para conseguirlo o de la ayuda de un experto en estos temas.

541 comentarios en “Cuándo comprar vuelos baratos y la fórmula mágica

  1. jose
    Viernes, 22 de mayo de 2015 at 19:54

    Quería saber que fechas son las mejores para comprar vuelo Madrid bogota.

    Salida 30/12/15
    Regreso 16/01/16

    • Martes, 26 de mayo de 2015 at 03:12

      Para viajar a finales de diciembre, José, es conveniente comenzar las prospecciones de precios a partir de junio o julio, con objeto de ir viendo las opciones disponibles y comprar antes de finales del mes de septiembre.

      La fecha de partida del 30 de diciembre es una fecha con alta demanda y precios más elevados, por lo que conviene ir viendo con tiempo qué vuelos para esa ruta se perfilan como los más baratos; ten en cuenta que los precios y las opciones están variando constantemente, de forma que dentro del periodo más adecuado de compra conviene ir viendo con frecuencia para encontrar la alternativa más barata y que más te convenga.

      Previendo el viaje con tiempo, como has hecho, es posible que puedas encontrar un buen precio, a pesar de la demanda de esas fechas, para tu vuelo a Bogotá.

      Saludos.

  2. Jesús Sanchez
    Miércoles, 20 de mayo de 2015 at 22:22

    Hola Eladio!

    De nuevo agradecerte por anticipado todo el trabajo desinteresado que realizas ofreciéndonos información sobre nuestros futuros vuelos. Una labor genial! Mil gracias.

    Metiendonos en harina, te comentare que hace unos meses te pregunté por un vuelo a Tokyo desde Bilbao del 1 al 22 de agosto y me dijiste que 600€ seria muy buen precio para la fecha. Pues bien, finalmente, he tenido la suerte de conseguirlo por 550€ y estoy contentisimo :)

    La pregunta de ahora, es para un vuelo que quiero coger desde Bilbao a Auckland (NZ) desde el 5 de diciembre del 2015 al 5 de enero del 2016. Lo mismo de siempre: Precio normal, precio alto y ganga? Que mes suelen llegar los buenos precios para ese destino? Ahora mismo esta por 1.040 €, me parece caro para todo el tiempo que falta. Que opinas?

    Un abrazo Eladio, muchas gracias por tu esfuerzo y dedicación.

    • Lunes, 25 de mayo de 2015 at 00:12

      Como bien apuntas, Jesús, ahora es aún demasiado pronto para encontrar buenos precios para vuelos con salida en diciembre, motivo por el cual el precio suele ser algo más caro que cuando se busca durante el periodo activo con más probabilidades de encontrar opciones más baratas.

      Aunque ya se puede ir siguiendo el precio de vez en cuando para ver qué alternativas van apareciendo, es a partir de este verano cuando conviene trabajar con más detalle la búsqueda, para comprar, si encuentras una buena opción, antes de finales de septiembre.

      Un buen precio en esa ruta puede situarse entre los 850 y los 950 euros, y a partir de ahí lo veo como un precio más o menos normal hasta los 1.100 euros, donde ya nos encontraríamos, por los datos históricos que veo, frente a precios más bien caros.

      Por supuesto, si estás buscado ahora, a más de seis meses vista, pero encuentras un precio muy barato, de por ejemplo 800 euros, yo lo compraría sin esperar a más, ya que encontrar precios menores es extremadamente improbable, por lo que en estos casos, la espera solo puede traer como consecuencia tener que pagar más dinero por el vuelo.

      Si no es así, como te digo, conviene ir mirando: de momento con tranquilidad y con mayor intensidad a partir de este verano.

      Saludos.

  3. jorge gaviria
    Miércoles, 20 de mayo de 2015 at 03:22

    Hola debo comprar unos tiquetes desde san petersburgo en rusia hacia medellin en Colombia, la fecha estimada es junio 30 y debo year aeropuertos que no pidan visa de transito, dual es el mejor dia Para hacerlo

    • Sábado, 23 de mayo de 2015 at 02:56

      Para viajar en junio, Jorge, es muy conveniente ir viendo precios y comprar durante este mes de mayo, sobre todo tratándose de vuelos de largo recorrido, como es tu caso.

      En los resultados del buscador, examina las opciones disponibles de varios proveedores, para que puedas seleccionar alguna con escala en algún país que te convenga, por las razones que indicas.

      El precio dependerá en gran medida del día que fijes para el regreso, ya que a partir de finales de junio los precios suelen incrementarse, incluida esa ruta a Colombia, por lo que, si te es posible, prueba con varias fechas de ida y regreso que te vengan bien, hasta encontrar el mejor precio posible.

      Es muy recomendable, como te digo, no demorar mucho la compra de tus tiquetes, ya que el precio acostumbra a subir a medida que se acerca la fecha de la salida.

      Saludos.

  4. Carolina
    Martes, 19 de mayo de 2015 at 19:22

    Hola Eladio

    Estoy pensando Viajar desde Barcelona a Guayaquil Ecuador el 24 de Diciembre del 2015, en que fecha me recomiendas comprar ese boleto (Boleto solo de ida). actualmente encontré un precio favorable en Avianca pero es para mi muy importante su consejo.

    Saludos

    • Viernes, 22 de mayo de 2015 at 01:15

      En este caso, Carolina, podría decirse que quizá es aún algo pronto para comprar, pero todo depende del precio que encuentres, ya que si, como comentas, es favorable, el hecho de comprar con una antelación mayor de seis meses puede ser perfectamente adecuado y conveniente.

      Normalmente ocurre que a falta de muchos meses para la salida del vuelo no suelen encontrarse precios baratos, motivo por el cual es poco probable conseguir opciones interesantes, pero si se están mirando precios y se encuentra una tarifa barata (a veces incluso puede ocurrir esto por error), lo conveniente es aprovecharla, comprando en el acto.

      Por eso, la idea correcta de lo que será un buen precio es importante, ya que te permite identificar las ofertas y no dejarlas pasar, quedando a la espera de mejores precios que quizá no vuelvan a producirse.

      De modo que, como te digo, si ahora identificas un precio muy barato, puedes comprar ya sin dudarlo, mientras que si no es así, puedes seguir mirando un tiempo más.

      Ten en cuenta que la demanda de viajes para el 24 de diciembre no suele ser muy alta, de modo que no es esperable tampoco que el precio suba de manera notable para el vuelo de esa fecha, al menos de momento.

      Saludos.

  5. Javier Ricardo
    Martes, 19 de mayo de 2015 at 05:44

    señor Eladio, cordial saludo.
    estoy buscando un viaje – a San Andres y encuentro que algunas ofertas son mas económicas en vuelos directos que con escala, porqué sucede esto?, no se supone todos deseamos llegar más rápido a nuestro destino y por eso debemos pagar más?. mi viaje es Cali – San Andres – Cali. Vivo en Pasto pero hasta mi ciudad los tiquetes aereos son muy costosos.

    • Miércoles, 20 de mayo de 2015 at 17:20

      Como bien dices, Javier, los vuelos directos son más rápidos y no incluyen la incomodidad que supone la escala, con el correspondiente embarque y desembarque y la pérdida de tiempo que conlleva.

      Sin embargo, esto no ocurre en todas las rutas, o sea que no es algo sistemático, ya que no siempre interesa a las compañías aéreas efectuar un recorrido mayor, y que conlleva costes más elevados, para competir con la aerolínea o aerolíneas que efectúan vuelos directos en la ruta correspondiente.

      De hecho, aquí, en España, por ejemplo, hay numerosas rutas, incluso a países europeos, en las cuales las alternativas con escala no tienen ningún sentido, ya que son vuelos más largos y caros que los directos, especialmente en las rutas en las que operan compañías de bajo coste.

      En vuelos intercontinentales o en países como Estados Unidos, entre ciudades que cuentan con vuelos directos, puede haber alternativas con una escala, a veces de corta duración, que resulten más económicas y que sean una buena opción al vuelo directo, pagando menos por los tiquetes sin perder demasiado tiempo para llegar al destino.

      Por ejemplo, viajar de Bogotá a Madrid en vuelos con escala puede hacerte ahorrar hasta 200 euros o más, pero si viajas desde Pasto, es probable que te convenga el vuelo con una sola escala en la capital, ya que las alternativas con dos escalas pueden ser incómodas y hacer que al final el ahorro obtenido sea mínimo y no te compense.

      Saludos.

  6. Raisa
    Lunes, 18 de mayo de 2015 at 22:42

    Hola Sr. Garcia, gracias por el articulo, somos una famila de 2 adultos y 2 menores unia menor de 14 años y queremos viajar a Ecuador del 17 de Julio al 1 de Agosto. Que consejos nos da para conseguir vuelos baratos?

    • Lunes, 18 de mayo de 2015 at 23:02

      Pero no indicas cuál es el origen de tu vuelo, Raisa, que es un dato imprescindible para poder comentarte algo sobre cómo conseguir un mejor precio.

      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *